Carrera del Encierro en Aldeanueva de Ebro

Con esta carrera (22/08/2018) que da el pistoletazo a unas fiestas locales en la localidad vecina, también da comienzo la temporada oficial del Calagurris Atlético. De hecho hasta un total de 14 miembros del club se desplazaron para recorrer lo 1.700 metros de que se compone el recorrido. Fueron dos vueltas a un circuito que comienza en en las inmediaciones de la plaza de toros y finaliza en el centro de la misma.

Tras una serie de salidas para categorías inferiores, a las 20.00 se dio la que correspondía a la categoría absoluta. Un recorrido rápido aunque estrecho, con el público muy pegado a los deportistas en algunos tramos. Una mezcla de ambiente competitivo y también festivo entre los participantes, ya que también hubo cuadrillas disfrazadas. Para finalizar un buen ágape dispuesto para los participantes.

Por parte del Calagurris, ya se puede contabilizar a los 14 integrantes que suman carrera para la Copa Calagurris – salvo cambios en los foros pertinentes, participar en un mínimo de pruebas durante la temporada en curso, con recompensa, y también premio para el que más realice. Se está a la espera de poder acceder al orden de llegada para realizar la asignación de puntos que confeccionan la Challenge.

Tras su enlace matrimonial con la Srta. Sandra Losantos Rodero, Santi Ucha se reincorpora a la disciplina del Calagurris

No todo es correr, y la agenda social de nuestros compañeros también puede tener cabida en este sitio web (siempre con el debido respeto hacia los interesados). Así que es un placer hacernos eco, con un poco de retraso, del enlace matrimonial que el pasado 28 de julio del año en curso, la Señorita Sandra Losantos Rodero tuvo a bien dar el Si Quiero a Don Santiago Ucha Ruiz, ilustre miembro de la comunidad del Calagurrris Atlético, y a la sazón, miembro de nuestra Junta Directiva en la que ejerce de vocal especializado en indumentaria deportiva y actos sociales.

La ceremonia tuvo lugar el la Iglesia de Santiago de la ciudad bimilenaria, un lugar con especial significado para nuestro compañero de carrerías. Fue una bonita y emotiva ceremonia donde en los discursos quedo patente la simpatía que despierta la feliz pareja y hubo un sentido recuerdo al padre de Santi.

Posteriormente se realizo el consabido convite en las instalaciones de La Casa del Tío Simón, donde los asistentes pudieron disfrutar de un espléndido menú, bailes y recena, y también de diversas sorpresas preparadas por los contrayentes, grupos de amigos y algunas asociaciones en las que Santi participa. A destacar la sesión de batucada con la que nos deleitaron, y sobre todo el maravilloso vídeo con que se inauguro el manduqueo principal, en el que la parejita ejecutó de manera divertidísima la pieza “Me gusta mi novio”. Desde aquí les animamos a que lo compartan en YouTube para goce y disfrute del resto de la humanidad.

Posterior a la celebración. nuestros protagonistas disfrutaron de un merecido Viaje de Novios dividido entre la ciudad de Nueva York y la Rivera Maya, del cual parece que han quedado más que satisfechos.

Pero claro, al final siempre hay que volver a la rutina del día a día, que tampoco deja de tener su encanto, y en lo que se refiere a la parte que nos ocupa, Santi no tardo ni un día, tras su regreso, de contactar con el grupo de las 2000 para reiniciar los entrenos, y además participar en la primera carrera oficial de nuestra temporada. La Carrera del Encierro en La Aldea; atletismo y toros, que más puede pedir el amigo Santi.

Por último, recordar a Santi que tiene que acumular una experiencia de al menos 100 días antes de empezar a dar consejos de casado. Más que nada para estar debidamente documentado.

 

Comienzo de temporada (Copa Calagurris y Challenge): Carrera del Encierro en La Aldea

Con la Carrera del Encierro de Aldeanueva de Ebro, se da el pistoletazo de salida a la temporada del Calagurris. esto significa que empezaremos a puntuar para nuestras dos competiciones internas: la Copa Calagurris (por número de participaciones) y la Challenge (por puntos acumulados). Toda la información de esta rpueba esta en la sección de eventos, que encontraréis en la barra lateral de esta web.

Ha nacido Paloma Sevilla

Desde este noticiero queremos felicitar efusivamente a Paloma, hija de Nuria y Victor (distinguidos ciudadanos de la  comunidad del Calagurris) por asomar por fin su cabecita a este mundo. Por supuesto también a sus papas, aunque nos consta que ya están empezando a experimentar eso que se llama falta de sueño.

Es la primera vez que nos consta, que alguno de los nuestros se asoma a la paternidad desde que estos dos humildes reporteros se encargan de realizar las crónicas de los vaivenes de los calagurris, así que, con efecto retroactivo, también felicitamos a todos nuestros retoños así como a todos los que hemos tenido que ver en su procreación. Esperemos que esos minutos de goce se vean recompensados con una buena crianza, porque esto es para toda la vida.

Más pretemporada: 2. XVI Volta a Peu Vila d´Oropesa

La pretemporada no solo la podemos llevar a cabo en nuestra tierra y muchas veces aprovechamos nuestras vacaciones para ponernos a tono o simplemente seguir con la inercia de competir. Este parece ser el caso de nuestra nueva compañera Berta, que el 17/08/2018 participó en una carrera en la localidad castellonense de Oropesa: La Volta a Peu.

Nos indica que se trata de una carrera nocturna de 7.800 metros con tramos costeros combinados con subidas exigentes de en un ámbito más montañoso. Se pasa por el faro de la ciudad. es una carrera muy competitiva que requiere un considerable esfuerzo.

Finalmente, destacar que Berta finalizó séptima de su categoría y décima en la clasificación global, lo que indica el buen nivel de nuestra compañera., ya que participaron 680 atletas y estubo algo mermada por unas molestias en la rodilla.

Para los Calagurris también hay pretemporada. 1. Carrera de Puente a Puente

Los corredores tampoco paramos demasiado durante el verano y siempre hay una oportunidad para seguir compitiendo. Un ejemplo de esto es la carrera en la que recientemente (11/08/2018) participaron nuestros compañeros José Antonio Antoñanzas, Nacho Antoñanzas (padre e hijo) y Juantxo García. Se trata de la carrera de Puente a Puente (XXVIII trofeo Violeta Villanueva) en Santo Domingo de la la Calzada.

Es una prueba muy rápida de unos 1.8 kilómetros de distancia pasando por los puentes de la ciudad y con salida y llegada en el Paseo tenorio, aunque este año el recorrido se ha modificado debido a unas obras que se están realizando. Suele de gozar de un gran ambiente ya que se celebra en el contexto de las fiestas locales. De hecho hay muchos participantes que provienen del País Vasco, comunidad que aporta muchos veraneantes. En esta edición se ha registrado una participación de unos 400 corredores distribuidos en cuatro categorías.

Los vencedores absolutos fueron Nacho Hernando y Susana Arrua.

Por lo que respecta a nuestro calagurris, destacar el trofeo que se llevo José Antonio por ser el corredor más veterano. En esas fechas cumplió 71 años (por ambas cosas le felicitamos) que lleva divinamente.

El Calagurris Atlético colabora en la II Carrera “Fiestas del Casco Antiguo”

En la presentación de las “Fiestas del Casco Antiguo” por parte de la Asociación de Vecinos del Casco de Calahorra, se dio a conocer, entre otros actos, la celebración de la segunda edición de la carrera que recorre parte de este barrio histórico. En este evento colabora, ayudando en la organización del mismo, el Club Calagurris Atlético.

La prueba se celebrará el 21 de julio de 2018. A partir de las 10:30 horas se celebrarán las carreras de las categorías infantiles y a las 11:15 se dará la salida a la Carera Absoluta. Esta última tiene un coste de 2 euros, mientras que para los más pequeños es gratuita y la distancia es menor.

En el cartel que adjuntamos podéis ver todas las características del evento.

Cierre de temporada con el tradicional 3000 de San Juan

El Calagurris Atlético acostumbra a cerrar cada temporada con un la participación de todos los corredores del club que lo deseen en un 3000 en las pistas de atletismo de Calahorra. Se trata de una prueba de hermanamiento, que además puntúa para las dos competiciones internas del Club: La Challenge y la Copa Ucha (Calagurris).

En testa ocasión no se pudo celebrar en el día de San Juan, como es tradición, debido a que la instalación está ocupada ese día por otro evento organizado por el ayuntamiento. En su lugar, la prueba tubo lugar el pasado jueves, 14 de junio, como de costumbre a las 20:30 de la tarde.

En esta ocasión los corredores del Club estuvieron acompañados por miembros de la Escuela de Atletismo y de alguna joven promesa.

Tras el pertinente calentamiento, se dio la salida a los corredores, resultando finalmente ganador del 3000 Iván López.

Aunque la temporada se acaba, no dejéis de entrenar y os esperamos para la siguiente. Buen verano a todos.

Llegar el último (Continuación)

(Bueno, ya estamos aquí de nuevo. Siento la tardanza en retomar la crónica. El chucho no tenía prisa por volver a casa)

¿Por donde iba? ¡Ah, si! El corredor de rojo. Bien, pues resulta, que a pesar de toda la técnica y estrategía que nuestro protagonista estaba poniendo al servicio de su derrota, el tipo aún estaba allá lejos. Resultaba incomprensible que pareciendo como parecía que llevaba un buen ritmo fuera incapaz de alcanzar a Pedro, a no ser que también él albergara un plan oculto y estuviera siguiendo un método. ¿Que hacer en estas circunstancias? Todo parecía perdido y para colmo, a este paso, lo más probable era que en la llegada ni siquiera fuera capaz de ocupar una vulgar penúltima posición (medalla de bronce). En ese momento surgió un pequeño  milagro que iba a dar a Pedro la oportunidad de acercarse más al corredor de rojo y, probablemente, a la cola de carrera. Le entraron ganas de miccionar. Si se paraba en esas circunstancias no infringiría ninguna norma. ¡Que bien! El alivio iba a ser por partida doble. Se paro en seco, abandonó el camino para introducirse en un campo y profano con gusto la viña contemplando feliz el chorrillo amarillo, esperando la aparición de su rival. Este resulto ser un duro competidor, pues aún le costo llegar a su posición. Afortunadamente, Pedro tenía la vejiga bastante llena. Cuando por fin apareció el de rojo aún le dejo pasar unos metros. Se incorporó al camino y se colocó detrás del otro, que de nuevo, a pesar de que parecía llevar un ritmo ligero ¡Oye, que los cangrejos avanzaban más que él! Que gran rival. Que gran competidor. De conseguir nuestro muchacho la derrota total, esta iba a ser de las más meritorias.

Ante el trance de no poder despegarse de su contrincante, se le ocurrió que era el momento de usar la psicología, para lo cual había que entablar conversación.

–  Hola ¿Que tal? – Preguntó.

– ¡Uff! bastante jodido – Contestó el otro – ¿Y tu?

– Pues ya ves, aquí arrastrándome. Hoy tampoco tengo un buen día. Creo que a este paso voy a ser el último. Un poco vergonzoso, pero bueno, a ver si puedo acabar.

– No te apenes. Tiene tanto merito  llegar el primero como el último. Este hace todo un esfuerzo por acabar la carrera y merece el mismo reconocimiento que el ganador. Te lo digo yo que me han pasado las dos cosas.

“¡Que cabrón, que cabrón, que cabrón!” (Citando a Camilo José Cela, y con toda la admiración posible hacia su rival) pensó el calagurritano. Resulta que era ya experto en el asunto.

– Joder, pues venía yo pensando que, como primero no voy  a quedar, que se lo tengo prometido al Santo de mi pueblo, por una vez que me hizo un favor, no estaría mal intentar quedar el último, que para el caso, y por lo que dices, puede hacer la  misma función.

El otro se quedo un par de segundos pensando y dijo:

– Si, hombre, si. Total, yo ya he quedado último otras veces.

Toma, toma, toma. La psicología funciona.

Siguieron trotando y charlando un rato juntos, mediante lo cual se enteró que el otro era un aragonés dado a este tipo de carreras campestres. También supo que tras ellos aún quedaban un trío de participantes. Dos chicas acompañadas de otro chico, maños para más señas. Aún no podía cantar victoria. Con lo cabezones que son los maños.

Afortunadamente, como se contagió del ritmo del aragonés, pronto vio, que los últimos se acercaban. Y mejor aún, enfrente se atisbaba el apunto de avituallamiento. Le dijo al aragonés que se iba a tomar un tiempo en beberse un botellín de agua. Que no le iba mucho eso de correr y tragar líquido al mismo tiempo. El aragonés le miró de reojo, se sonrió, cogió su agua y continuó, no sin antes decirle: “Hala, suerte con las mañas y el maño!.

No se dio prisa en desenroscar el tapón. Bebió un sorbito sin prisa ante la mirada de los voluntarios, que le miraban algo extrañados. Pronto llegaron las mañas y el maño seguidos de la bici escoba. En lugar de coger el agua y seguir también se pararon. Al igual que él, también iban a repostar en parado. Habría que disimular y tomárselo con calma. Afortunadamente una voluntaria del avituallamiento les ofreció unos Filipinos. En circunstancias normales ni se habría ocurrido probarlo, además de pensar que a quién se le habría ocurrido la idea de poner esas pastas para los corredores, pero las contraindicaciones del producto le podrían venir bien para lo que el buscaba. Tras una breve charla sobre los pormenores de la carrera, que le permitieron saber que las mañas y el maño, llevaban el ritmo justo para acabar y no sufrir, una de ellas dijo: “Bueno, habrá que seguir”. Así que se pusieron todos en marcha seguidos de la bici escoba para recorrer los últimos 5 kilómetros. Aquello ya parecía hecho. Iba tranquilo, manteniendo una relajada conversación con los del grupo, manteniéndose lo más cerca posible del de la bicicleta para asegurarse siempre de ir el último y vigilando que nadie ocupara esa posición.

Sin darse cuenta el pueblo se presento ante sus ojos y en seguida se vio la linea de llegada, donde apenas había nadie, pues la mayoría había llegado ya hace mucho tiempo. Vio a Conchi, que al verle le empezó a animar. Sin perder la concentración se aproximó a la linea de meta lo más relajadamente posible y levanto os brazos con alegría al comprobar que había logrado su objetivo. Además con una marca desastrosa.

– ¿Que ha sucedido? – Le preguntó Conchi – Crei que te habían pasado algo. Como has tardado tanto.

– Nada, nada. Solo que he pensado que era el momento para hacer algo único. He pensado que sería una hazaña llegar el último.

– ¿Pero tu eres tonto, o qué? ¿No te dije que tenemos el asado en el horno y que teníamos que regresar pronto?

– Vaya.

FIN

(PPL – Calahorra, a 18 de junio de 2018)

 

Genes, tesón y cariño en Leiza

No todos estamos capacitados para afrontar ciertos retos deportivos, sobre todo cuando estos te los planteas una semana tras otra. Algunas sangres están, probablemente, bendecidas con esa condición. Son los genes. Aún así, ese ingrediente por si solo no te llevará muy lejos si no le pones ilusión, empeño y una buena dosis de dura y concienzuda preparación. Es el Tesón. Y por último, en algunas situaciones, plantarse uno mismo, en solitario, contra la dura naturaleza, amurallada por una buena dosis de kilómetros y tiempo, es un esfuerzo no tan viable, y por lo tanto se necesita del apoyo de alguien a tu lado que comprenda lo que estás haciendo. Es el cariño.

Nuestra historia cobró forma esta pasado 2 de junio de 2018 en Leiza (Navarra), donde tiene lugar una de esos desafíos que poner a prueba la capacidad de resistencia física y mental de los atletas que las afrontan: La Eh Mendi Erronda, y nuestro compañero Germán Valerio se plantó en la linea de salida para asumir la apuesta de superar los 67 kilómetros por duros montes de que consta ese recorrido. Ese dragón al que hay que batir, tiene un desnivel acumulado de 7.200 metros, estando su punto más alto situado a 1.431 m y el más bajo a 222 m.

Germán no estuvo solo, sino que contó con el apoyo logístico, técnico y sobre todo moral de su esposa Eva. Y no solo durante la cerrera. También durante los duros entrenamientos previos. Todo ello le llevo a acabar la carrera en una magnifica 175 posición de 700 participantes. No solo el recorrido fue complicado. Las condiciones climáticas tampoco lo pusieron fácil. Mucha humedad de inicio, apareciendo luego un sol penetrante. y barro, mucho barro. Según iba avanzando la carrera, nuestro atleta iba aumentando su moral a medida que hacía lo propio con otros competidores (muchos no fueron capaces de afrontar las duras condiciones y tuvieron que abandonar). Fueron 10h 40´de esfuerzo, cuya recompensa fue superar una prueba que contó con una organización imprsionante, con voluntarios por todos los lados y mucho público.

Grande Germán. Grande Eva.